Estamos a punto de comenzar la vuelta al colegio para todos los niños y jóvenes de nuestro país. En plena pandemia de coronavirus, aparecen nuevos problemas para compatibilizar la vuelta al cole con la seguridad y salubridad necesaria en esta situación, y se van aportando nuevas soluciones como la implantación de la mascarilla obligatoria y la distancia de seguridad mínima a mantener entre los alumnos, entre otras medidas.

Detectar un caso cuanto antes es primordial para poder frenar el avance del coronavirus. Hay varias propuestas para poder llevar eso a cabo: que los niños vayan con la temperatura medida de casa, que se tome en el centro… Pero a todo eso siempre surgen dudas e incógnitas:. ¿Cómo de fiable es tomar la temperatura en casa? ¿Cómo se puede tomar la temperatura en el centro cumpliendo con las demás medidas, como evitar aglomeraciones y mantener la distancia mínima de seguridad? Los avances tecnológicos nos aportan una solución fiable para este problema: las cámaras térmicas de control de temperatura.

 

¿Qué tipo de soluciones de detección de fiebre existen y cuáles son sus ventajas en el ámbito educacional?

Las cámaras térmicas ofrecen varias ventajas respecto al uso tradicional de detección de fiebre: permiten medir la temperatura de forma rápida evitando colas y aglomeraciones de gente, la medición se realiza sin contacto, y permiten identificar al instante temperaturas anormales, lo que las convierte en soluciones ideales para el regreso a las aulas. Además, la mayoría de los modelos cuentan con un sistema de comunicación bidireccional, que nos permite guardar un registro de mediciones para poder consultarlas en cualquier momento, o incluso un aviso sonoro o de voz de temperaturas anormales.

Podemos utilizar dispositivos portátiles de medición térmica a tiempo real, con los que, sin necesidad de disminuir la distancia de seguridad, y simplemente apuntando a las personas a medida que avanzan, podemos obtener una medición de temperatura fiable. Mediante un aviso sonoro, nos alertarán en aquellos casos en los que la temperatura supere los límites predefinidos por el usuario (la OMS establece la alerta de temperatura por riesgo de COVID en 37,5º, aunque las cámaras nos permiten establecer el límite en la temperatura que nosotros consideremos oportuna)

Otro de los sistemas rápidos y fiables de detección de fiebre son las cámaras térmicas IP, que mediante una simple instalación detectan las temperaturas anormales e impiden o permiten el paso a través de un comando de voz. La ventaja principal de este tipo de cámaras es que podemos realizar la monitorización a tiempo real desde un dispositivo conectado a la cámara mediante wifi.

Por último, también contamos con instalaciones completas personalizadas en puntos de acceso, que detectarán de forma automática los posibles casos de coronavirus.

¿La vuelta al cole es posible? Si, y con estas formas de cumplir las medidas de seguridad, puede ser más fácil de lo esperado. La tecnología nos aporta soluciones con las que podemos mirar por la seguridad de todos y localizar los casos a tiempo en lugares tan concurridos como pueden ser colegios e institutos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar